A la opinión pública nacional e internacional



I. QUIÉN SOY Y POR QUÉ ESTOY DETENIDA ARBITRARIAMENTE HACE 27 AÑOS

Mi nombre es Margot Liendo Gil, hago llegar mi denuncia ante la opinión pública nacional e internacional de que el gobierno de Ollanta Humala impide que salga en libertad por razones estrictamente políticas, pues habiendo ya cumplido los 25 años de pena impuesta me han abierto arbitrariamente tres procesos con tres mandatos de detención preventiva, y a la fecha ya son 27 años y 10 meses que sigo en prisión.

Provengo de la ciudad de Tacna donde mis antepasados vivieron los avatares y consecuencias de la guerra con Chile, estudié en un colegio nacional que, consecuentemente, alimentaba el espíritu nacional. Más adelante, en el ejercicio de mi profesión de Socióloga pude ver de muy cerca la pobreza y hambre del pueblo, todo esto fue despertando mi conciencia política, la necesidad de cambio y transformación social, y fue así que me incorporé al PCP en su etapa de dirección de la guerra popular, movimiento político revolucionario cuyo propósito era la toma del poder reaccionario para construir una República Popular de Nueva Democracia, como las habidas en casi todas partes del mundo del siglo XX. Hecho que es de carácter político y que no se debería judicializar sino dar una solución política.

El 12 de junio de 1988 fui detenida en una casa de la capital de la República, Lima. Ahí no me mostraron ningún documento judicial que ordenara mi detención ni me dijeron los motivos de mi detención. Después me condujeron a los calabozos de la Dirección contra el Terrorismo donde fui torturada vilmente. Luego trasladada al Penal de Canto Grande, Lima, donde me ubicaron en el pabellón de Mujeres junto con otras prisioneras. Tres años después, en 1991 fui juzgada al amparo de la arbitraria legislación antisubversiva del momento y fui sentenciada a 18 años de pena privativa de libertad, una pena de por sí alta, más aún cuando faltaban pocos meses para cumplir los 18 años de condena impuesta me volvieron a abrir un nuevo juicio sobre los mismos hechos y misma responsabilidad, incluyéndome en el llamado Megaproceso que juzgó a los dirigentes del PCP; me impusieron la pena máxima vigente al momento de mi detención, es decir 25 años. Y otra vez, a punto de cumplir la nueva condena de 25 años, no contentos con ese segundo juicio en que me elevaron la pena de 18 a 25 años, y a meses de cumplir los 25 años de pena, el Estado me abre un nuevo y tercer proceso con mandato de detención preventiva en el llamado “Caso Soras” donde me imputan autoría mediata por ser dirección, siendo esto falso y sin ninguna prueba en mi contra. Yo no era aún miembro de dirección al momento de los hechos imputados, los que además según ley ya están prescritos. Acusación que tiene la evidente finalidad de volver a impedir mi libertad y que de inmediato he rechazado ante el Poder Judicial, demandado que se archive definitivamente, dado el abusivo uso del derecho en mi contra.

Yo debí salir en libertad en junio del 2006 pero me lo impidieron con nuevo juicio y nueva condena y me pusieron en este segundo juicio 25 años de condena (la máxima). Cuando ya me tocaba salir en libertad en junio del 2013 me abren un tercer juicio y me piden cadena perpetua y ordenan mi detención preventiva, es decir, por segunda vez impiden mi libertad cuando ya estaba a meses de cumplir los 25 años.

Incluso como saben de su abuso y han leído los fundamentos de mi rechazo a este tercer juicio por hechos del ’83, vuelven a abrir un cuarto juicio y un quinto por supuestos nuevos hechos. Así, HACE TRES AÑOS QUE YO DEBÍ SALIR EN LIBERTAD Y LO IMPIDEN INVENTANDO NUEVOS JUICIOS IGUALMENTE ARBITRARIOS PARA SEPULTARME EN VIDA EN PRISIÓN CON CADENA PERPETUA.

Sin ninguna prueba en mi contra del Caso “Tarata”, baste decir que cuando ocurrieron los lamentables hechos me encontraba en prisión y en total aislamiento en el Penal de Máxima Seguridad de Mujeres de Chorrillos después del genocidio en el Penal de Canto Grande de mayo de 1992, en el cual soy sobreviviente, acusación que también he rechazado por falsa y tendenciosa, además que ya hubo juzgamiento de estos hechos.

El otro nuevo caso que mediáticamente llaman “Perseo”, es de abril 2014 en el que me acusan del supuesto delito de haber conformado una organización política para participar en las elecciones cual si fuera terrorismo. Esta acusación también la he rechazado porque está fuera de la realidad y de la propia ley.

II. EL OBJETIVO DEL ESTADO PERUANO ES SEPULTARME VIVA EN LA PRISIÓN

  • Considero en primer lugar que este como los anteriores gobiernos utiliza la ley antisubversiva como arma política para perseguir por siempre a los revolucionarios que como yo fuimos dirigentes de un proceso revolucionario contra la opresión y explotación de las mayorías que conforman el pueblo por un puñado de explotadores capitalistas proimperialistas. Tal ocurre con mis compañeros Victoria Trujillo y Osmán Morote impidiendo nuestra libertad de manera ilegal e inconstitucional, totalmente arbitraria, por razones políticas. 
  • El gobierno actual que se precia de democrático utiliza el llamado “terrorismo” que ya ni existe en el Perú, como pretexto para criminalizar la protesta popular y perseguir de por vida a los marxista-leninista-maoístas, pensamiento gonzalo que no abandonamos nuestras convicciones ideológicas porque tenemos derecho a la libertad de opinión, pensamiento expresión.
  • Considero que el estado Peruano viene ponderando la supuesta seguridad por encima de los derechos de la persona y aplica derecho penal del enemigo.
  • Considero que el Estado Peruano para dar sustento a las falsas imputaciones desenvuelve sistemáticamente campañas de estigmatización en contra de quienes criticamos la explotación capitalista para desprestigiar a los revolucionarios sobre todo a los marxista-leninista-maoístas, pensamiento gonzalo. 
  • Considero que en todos los procesos judiciales han hecho tabla rasa del principio de legalidad.
  • Considero que habiendo cumplido 25 años de condena según la ley, automáticamente ya estoy rehabilitada con todos los derechos que me corresponden como ciudadana y me asiste el derecho a incorporarme a la sociedad, a trabajar y estudiar. Y si rebelarme contra el orden de opresión y explotación es calificado de delito, yo ya fui condenada por eso, ya he cumplido la sentencia impuesta y agrego: en las peores condiciones de prisión de la historia penitenciaria del Perú: con 10 años de aislamiento y encierro celular. Así entonces, TENGO DERECHO A MI LIBERTAD, LA EXIJO.

III. AGREGO QUE ENFRENTÉ EL GENOCIDIO DE MAYO DE 1992 Y JAMÁS FUI NI INDEMNIZADA NI RESARCIDA, MAS BIEN ESTOY DETENIDA ARBITRARIAMENTE. Muy sucintamente puedo decir que soy sobreviviente del genocidio contra prisioneros políticos del PCP, donde se asesinó a 41 prisioneros, torturando y aislando a sobrevivientes. Hecho que ha sido denunciado ante los organismos internacionales que llevó a que la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenara al Estado peruano, sin embargo, los alcances de la sentencia hasta hoy son incumplidos. En mi caso fui herida y maltratada en mi condición de mujer. Fui trasladada al Hospital de la Policía donde me mantuvieron en aislamiento absoluto bajo control policial y militar, posteriormente fui trasladada al Penal de Máxima Seguridad de Mujeres de Chorrillos donde se nos aplicó un régimen de aislamiento y aniquilamiento en celdas de 2 x 3 metros, donde teníamos que permanecer 6 prisioneras 24 horas al día, sin salir al patio, sin visita; privadas del derecho al trabajo y estudio, un sistema “cruel e inhumano” como dice la sentencia de la CIDH (2006). El año 1993 fui trasladada al Penal de Yanamayo – Puno, a 3,400 m.s.n.m. por 10 años con mayor aislamiento, casi imposible de tener visita, tampoco de abogado para defensa. Actualmente me encuentro en el confinamiento ilegal del Penal de Mujeres de Ancón II.

IV. QUIERO EXPRESAR MI MAS PROFUNDO E INFINITO AGRADECIMIENTO AL PUEBLO PERUANO PRINCIPALMENTE.


Sin su apoyo brindado de diversas maneras y en forma permanentemente, sin su aliento cálido indiscriminado, sin su fuerza ejemplar no habría podido resistir tan duros y largos 27 años de carcelería. Razón por la cual expreso mi sentimiento agradecido.

Como a muchas de mis compañeras no me permitieron en prisión devenir en ser madre, creen que las comunistas no tenemos derecho a procrear, pero yo tuve la fuerza de mi ideología y el apoyo del pueblo como mis dos pilares de sostén y gracias a ello me mantengo fuerte hasta hoy. ¡Cómo no agradecerle a este mi amadísimo pueblo, cómo no agradecer a mis amados padres que ya no están, cómo no a mis compañeras de prisión, cómo no a los abogados por su solidaridad, cómo no a todas las organizaciones religiosas, artísticas, populares y democráticas verdaderas que me visitaron y son testigos de lo que aquí digo! Gracias a todos

Marzo, 2016

Margot Liendo




Chile: muestras de solidaridad

APOYO A LA CAMPAÑA POR EL CIERRE DEL PENAL MILITAR DE LA BASE NAVAL DEL CALLAO. (fuente: http://cierredenemesis.blogspot.pe/2016/05/chile-nuevas-agrupaciones-populares-se.html)



El bloque de feministas apoyan el cierre del Penal Militar de la Base Naval del Callao:

El colectivo La Pulgatak se une al llamado y apoya el cierre del Penal Militar de la Base Naval del Callao:


Argentina: 17 de Abril Día Internacional del Prisionero Político

Desde Argentina solidaridad con los prisioneros políticos del Perú y el mundo en este 17 de abril DÍA INTERNACIONAL DEL PRISIONERO POLÍTICO.









Palabras de solidaridad del pueblo argentino

Palabras de solidaridad del pueblo argentino durante la visita de los familiares y amigos a esas tierras por la libertad de los Prisioneros Políticos y de Guerra del Perú.